11/01/05 22:31:13 -0500  Sólo texto / compatible con impresora

Huancabamba > Huancabamba

Horror de cálculo

 

Staff factortierra

Huancabamba, Piura

factortierra@yahoo.es

 

En esta historia: Contrapunto global | Tapando los destrozos con una tecla | Un eficaz acusador | La conspiración | No es un juego de palabras

 

Gráfica electrónica sobre un levantamiento en tres dimensiones del valle de Huancabamba, para ilustrar la ruta de Dúber Mauriola. Salió de Huancabamba (ruta blanca) a encontrarse con una amiga en Mishca, donde ésta lo entrega a las Rondas. Entonces comienza la cadena por todo el macizo de Chinguelas (ruta amarilla), hasta que finalmente es liberado en Huancacarpa, donde la Policía lo rescata y lo regresa a Huancabamba (ruta verde). Fueron tres días, y más de 50 km de recorrido, gran parte a pie.

 

El día que la esposa de Dúber Mauriola declaró a la cadena de radio RPP Noticias que su esposo había sido secuestrado, vejado y que eventualmente iba a perder la visión, por arte de magia todos los medios nacionales e internacionales abrieron sus puertas a este “acto de barbarie”.

 

La Sociedad Interamericana de Prensa exigió al presidente Alejandro Toledo que honre la declaración de Chapultepec (México) que pide actuar drásticamente contra la tortura a periodistas, y Reporteros sin Fronteras, desde Francia, exigía a voz en cuello que el ex Ministro del Interior Javier Reátegui castigue con mano dura a quienes ponían en riesgo la vida del locutor… “Porque para nosotros, él no es periodista, sino un locutor”, aclara el regidor de Huancabamba, Benito Guarnizo.

 

Desde que en abril pasado, ronderos decidieran marchar al campamento de la minera británica Monterrico/Majaz para pedirle que se vaya de la zona –sus operaciones afectarán directamente el valle del Chinchipe y de manera indirecta las nacientes de los ríos Quiroz y Huancabamba—, nunca los medios en Lima se habían mostrado tan interesados en cubrir una noticia local.

 

Lo que le malogró el pastel a la minera en aquella ocasión fue la muerte de Reemberto Herrera, la que, a pesar de que Defensoría del Pueblo ha pedido explicaciones oficiales a la Policía Nacional (que hasta ahora no se las da), ha quedado impune. Fue mejor cambiar de tema y desviar la atención.

 

En esta nueva ocasión, la minera no puede cantar victoria, pero ha puesto todo de su parte para ocultar la verdadera razón por la que los ronderos de Segunda y Cajas, la comunidad campesina que será directamente impactada por sus operaciones, decidieron sancionar al locutor de radio, Dúber Mauriola Labán, con la cadena ronderil.

 

Y la minera lo sabe, por eso está atacando simultáneamente al otro lado de la cordillera, en Ayavaca, donde busca anular cualquier intento de respaldo y apoyo directo a Huancabamba. Pero un craso error de cálculo le puede costar muy caro a los ingleses, toda una estrategia que tenía que romperse por algún lado.

 

En esta historia: Contrapunto global | Tapando los destrozos con una tecla | Un eficaz acusador | La conspiración | No es un juego de palabras

 

Radio Difusora Huancabamba, hoy La Poderosa, es una reconocida estación entre los seguidores de la onda corta, como demuestra este certificado, en una fotografía de archivo tomada en 1998.

Contrapunto global

 

La pugna entre mineros y opositores en Huancabamba ya había alcanzado proporciones mediáticas, y los extremos están representados entre Mauriola por el lado británico y Federico Ibáñez Maticorena, del sector local.

 

Mauriola había comenzado en radio La Voz de las Huarinjas, pero desencuentros con el dueño Alfonso García, debido al estilo y a los contenidos, lo obligaron a salir. Entonces, a finales de 2003, el locutor instala radio Centinela (RC) , estación de su propiedad, donde los insultos y humillaciones a los agricultores –“libertad de expresión”, gritó Règis Bourgeat, de Reporteros Sin Fronteras—eran pan de todos los días.

 

“A través de su programa radial difunde información a favor de la empresa y en contra de las rondas campesinas, llegando a extremos de difamación y acusaciones gratuitas y temerarias contra los que cuestionan el accionar de la empresa minera y los efectos contaminantes de la minería en la provincia”, sostiene un informe de la facción del Partido por la Democracia Social (PDS) que no apoya el proyecto de Monterrico/Majaz.

 

Entonces, Federico Ibáñez, locutor (desde 1995) y gerente (desde 1997) de Radio Difusora Huancabamba – La Poderosa (RDH, fundada en 1994) , salió a contrarrestarle, casi en los mismos términos.

 

La audiencia tenía para elegir, y obviamente el rating –aunque no hay reportes, es una conjetura perfectamente comprobable—estaba de lo más parejo, captando que decía o cómo respondía cada una de las partes. Era evidente que allí había no sólo una diferencia de opiniones, sino un serio conflicto que trascendió fronteras.

 

Tanto las señales de RDH como de RC están disponibles en la banda tropical de la onda corta, es decir, entre los 6.000 y 7.000 megahertz. Debido a la ubicación geográfica de Huancabamba, a sólo cinco grados de la línea ecuatorial, basta tener menos de dos mil dólares americanos para construir artesanalmente un transmisor de menos de un kilovatio de potencia y una antena, comprar una mezcladora y micrófonos de segunda mano, mucha música pirata, y acceder al amplio mercado mundial.

 

Los diexistas, aficionados a la escucha de la onda corta, en Europa, dan fe de la guerra mediática. Henrik Klemetz, en Alemania, escribió en cierta ocasión a uno de los editores de factortierra que este comportamiento es típico de los presentadores locales, y que Ibáñez ya había tenido años atrás una guerra mediática aparte con otro locutor que ahora trabaja en Jaén, Cajamarca.

 

Como las emisiones están disponibles en cualquier lugar del mundo (explicación), tarde o temprano iban a llegar a los oídos de los accionistas de Monterrico/Majaz, quienes tienen la idea de que la cosa en Huancabamba es sólo una “in conducta” de un grupúsculo de campesinos opuestos al “desarrollo”. Tener las dos visiones –claro está, si el accionista habla español—iba poco menos que advertir a más de uno que la cosa no era tan simple como parecía.

 

Es más, los reportes de los diexistas ponían en evidencia esta situación, y al estar disponibles en cualquier idioma, vía la Internet, terminarían por llamar la atención sobre lo que realmente pasa en la zona. Cabe indicar que luego de los sucesos de abril, las actividades de los británicos son muy restringidas.

 

En esta historia: Contrapunto global | Tapando los destrozos con una tecla | Un eficaz acusador | La conspiración | No es un juego de palabras

 

La guerra mediática incluyó a los grandes difusores como RPP.

Tapando los destrozos con una tecla

 

“El señor Mauriola coordinaba con un grupo de campesinos pobres, que habrían sido reclutados como población espontáneamente favorable a la empresa. Dichas personas en el mes de noviembre, atacaron las instalaciones de Radio La Poderosa [RDH], propiedad de… Federico Ibáñez, quien transmitía información favorable al medio ambiente y permitía que se expresaran los opositores a la actividad de la empresa Majaz [Monterrico]”, continúa el informe del PDS.

 

“La cabina y los equipos de la radio fueron totalmente destruidos”, afirma…

 

¿Por qué los medios no cubrieron esto? ¿Por qué cuando se detiene a Mauriola, los medios obviaron este detalle? ¿Cuál fue la reacción de ellos cuando conocieron el tema?

 

Nadie dijo nada realmente, excepto Reporteros Sin Fronteras, cuya primera reacción fue decir que “puede que estemos mal informados sobre lo que declaraba este señor al aire… Sin embargo, sean cuales sean sus declaraciones, no pueden justificar el uso de la violencia contra él”, contestó a uno de los editores de factortierra, Bourgeat, vocero de la organización. Es decir, la ética es lo de menos; si lo tocan, reaccionamos.

 

Los conceptos del reportero-sin-fronteras provocaron la reacción de varios especialistas peruanos. En un estilo muy diplomático, el abogado Javier Jahncke, de FEDEPAZ, en la ciudad de Lima, le respondió con la primera de regla del periodismo, del reporterismo, o como lo llamen: “Sería importante que como periodistas, siempre cuiden sus fuentes”.

 

Cabe destacar que Jahncke es una de las personas más desapasionadas, que incluso ha llegado a llamar la atención sobre excesos en la cobertura del sector anti-minero (reconozcámoslo, también los hay).

 

“Esta situación, que quizá ha ocurrido por desconocimiento de ustedes, o por confiar sólo en ‘algunos medios de información’, que apoyan intereses económicos mineros en la zona, para muchos peruanos pasa a ser un apoyo recibido desde el exterior para una de las facciones de una población que se encuentra polarizada, que sólo ayuda a generar que las brechas sean más evidentes, y que la situación de violencia se pueda agudizar en el lugar”, dijo el abogado al periodista.

 

Bourgeat sólo se ha limitado a confirmar que habían defendido a Mauriola, incluso pidiendo la mediación del ex Ministro del Interior, Javier Reátegui, sin tener información completa. Dijo además que Reporteros sin Fronteras está investigado el destrozo de RDH, lo que deja una duda: ¿por qué para reaccionar a favor de Mauriola sólo emplearon 48 horas de distancia, y para el caso de Ibáñez, se están tomando más de una semana sin ningún pronunciamiento o rectificación?

 

Nadie dice nada, o mejor dicho, no dicen lo que deben decir.

 

En esta historia: Contrapunto global | Tapando los destrozos con una tecla | Un eficaz acusador | La conspiración | No es un juego de palabras

 

¿Está la minera detrás de las acusaciones?

Un eficaz acusador

 

En Piura, cualquier opinión contra la inversión minera no sólo es inválida, sino que también es objeto de persecución judicial.

 

El 30 de diciembre pasado, cerca de la ciudad de Ayavaca, los cuerpos de Eladio Paz Domínguez y Neptalí Guerrero Lloclla, simpatizantes del movimiento Sí Cumple, que promueve la candidatura del prófugo Alberto Fujimori –el mismo que regaló Tambogrande a Manhattan—, y trabajadores eventuales de Monterrico/Majaz amanecieron asesinados.

 

Ese mismo día, Dúber Mauriola era liberado al otro lado de la cordillera, en el pueblo de Huancacarpa, luego que dirigentes ronderiles anunciaran la noche del 29 de diciembre en factortierra News, su decisión.

 

La muerte de Paz y Guerrero era un completo misterio, y no había indicios de posibles agresores, a pesar de su proselitismo pro-Fujimori y pro-mina. Tampoco se les conoce enemigos evidentes en la zona.

 

El 2 de enero pasado, el activista antiminero Julio Castro publicó en El Tiempo de Piura, un artículo donde recopilaba los hechos en torno al caso Mauriola, en un tono muy leve, haciendo hincapié en su comportamiento al aire y en la situación tensa creada por la minera.

 

El 3 de enero, la respuesta no se hizo esperar. El comentarista pro-minero Jorge Arévalo salió a destacar la muerte de Eladio Paz y Neptalí Guerrero, para insinuar que los opositores al proyecto están detrás, en un afán de obtener dinero: “El secuestro y la golpiza a un periodista de Huancabamba porque no piensa igual que ellos… y el asesinato de Eladio y Neptalí son elementos suficientes para considerar en serio que este movimiento tomó otros rumbos”.

 

Arévalo fue más lejos aún: “Habría que preguntarle a [Andrés] Luna Vargas, a [Francisco] Pancho Ojeda, [Quique] Kike Rodríguez, monseñor [Óscar] Cantuarias, Julio Castro, Mario Tabra, ¿quién es la próxima víctima?”

 

También indicó que los sitios web antimineros tomarían el asesinato como victoria de su resistencia, que se buscaría fundamentar la defensa de los presuntos victimarios, y que Diaconía y el Arzobispado de Piura tendrían algo que aclarar alrededor del asesinato de Godofredo García Baca (31 de marzo de 2001, sin explicación oficial).

 

¿Cómo es posible que Arévalo maneje tanta información, que cause efecto inmediato en la justicia piurana? El viernes pasado, funcionarios municipales de Ayavaca –los occisos pedían la revocatoria del alcalde local Práxedes Llacsahuanga—y algunos dirigentes antimineros desfilaron ante el Ministerio Público, incluyendo al corresponsal local de factortierra, Mario Tabra.

 

“Se esclareció que está la minera atrás porque me preguntaron cuál era mi posición frente a la exploración tomando en cuenta que los occisos apoyaban a la empresa minera”, dijo Tabra nada más salió de rendir su instructiva.

 

En esta historia: Contrapunto global | Tapando los destrozos con una tecla | Un eficaz acusador | La conspiración | No es un juego de palabras

 

La cobertura nacional y cierta cobertura internacional satanizó a los ronderos, haciéndolos parecer como delincuentes. La intención era proteger el proyecto minero.

La conspiración

 

¿Y está atrás la minera, realmente? Para el sitio web gatoencerrado.net no se tratarían de una, sino de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía. Al terminar el año 2004, el sitio informó que su presidente, José Miguel Morales Dasso, había decidido contratar a la ex funcionaria fujimorista Beatriz Boza Dibós, para manejar las políticas de comunicación que en una primera etapa mejoren la comunicación entre mineras y comunidades, y luego, Dios dirá.

 

Boza tiene un impecable currículo. Fue una eficaz directora en Indecopi, institución que vela por los derechos del consumidor en Perú, y destacó por su excelente coordinación en PromPerú, la oficina gubernamental que maneja las relaciones corporativas del país en el exterior. Actualmente, Boza dirige Ciudadanos al Día.

 

Boza ha sugerido a las empresas mineras que involucren más a la población en sus operaciones y en sus listas de proveedores, incluso.

 

Entonces, ¿que hacían los mineros en materia de propaganda antes de la llegada de la experta? Es un completo misterio. Secreto de confesión, casi. Pero recordemos, que con ayuda de cierto periodismo (o… ¿reporterismo?), los mineros satanizaron a sus opositores tachándoles de ignorantes, y cuando eso no surtía efecto, de terroristas. Y para aquilatar sus afirmaciones, provocaron las manifestaciones en Cajamarca. Pero la mano serena de Marco Arana les malogró los planes.

 

Pero de que las mineras manejan mucha información sobre sucesos luctuosos, que aparentemente fueron perpetrados por opositores, es un hecho, a decir de analistas que las monitorean de forma independiente. Basta leer a sus columnistas para encontrar pistas aisladas de que saben mucho más de lo que aparentan sobre Godofredo García, Reemberto Herrera… o Eladio Paz y Neptalí Guerrero. Sólo hay que ir entre líneas, recomiendan.

 

Cabe recordar que las concesiones mineras en Piura fueron otorgadas durante la administración de Alberto Fujimori, otorgadas en reuniones dentro del Servicio de Inteligencia Nacional, donde se planearon y ejecutaron operaciones de ‘limpieza’, asesinato y exterminio, bajo la asesoría de Vladimiro Montesinos y la anuencia de funcionarios en todo el Perú.

 

En esta historia: Contrapunto global | Tapando los destrozos con una tecla | Un eficaz acusador | La conspiración | No es un juego de palabras

 

La seguridad de todo el pueblo ha quedado al azar sólo por proteger el interés de unos cuantos.

No es un juego de palabras

 

Los hechos en Piura han polarizado incluso a los medios internacionales, tanto así que mientras EFE de España informaba que Dúber Mauriola fue rescatado por la Policía, la británica Reuters aclaraba que fue liberación, primero, y rescate, después. Y no se trata de un juego de palabras.

 

En Piura, se reactivó la guerra informativa, lo que motivó que Correo publicara una carta de aclaración de Mario Tabra por el comentario de Jorge Arévalo, y el anuncio de Julio Castro, de que enjuiciará al comentarista por difamación. ¿Actuará la justicia con la misma celeridad?

 

A pesar que el 20 de diciembre, los ronderos pidieron auxilio a las autoridades de Huancabamba, nadie dijo ‘esta boca es mía’, y recién se rasgaron las vestiduras una vez que el 27 se anunciaba el ‘secuestro’ del locutor.

 

El informe del PDS dice que no fue secuestro, sino cadena ronderil, es decir, un recorrido por las comunidades afiliadas a la Ronda Campesina para pedirle explicaciones por su conducta y que ejecute trabajo comunitario, tal como lo contempla el artículo 149 de la Constitución peruana, que establece que esta organización actúa según el derecho consuetudinario.

 

“Es decir, reconoce las facultades de las rondas campesinas como agentes de seguridad y justicia en zonas rurales”, concluye.

 

Mauriola fue liberado bajo promesa de portarse mejor, por lo que el locutor decidió enfilar sus baterias contra el alcalde local Valentín Quevedo y el regidor Benito Guarnido, acusándolos de corruptos. Ni Quevedo ni Guarnizo son ronderos, así que no habrán cadenas a las que se pueda exponer.

 

Factortierra había denunciado que las Rondas no tienen apoyo de las autoridades, por eso partidarios de Mauriola capturaron, secuestraron y agredieron impunemente, el 27 de diciembre pasado, a los dirigentes Josefa Adrianzén y Federico Ibáñez, quienes están detenidos en el Penal de Huancabamba.

 

Adrianzén “era una líder campesina… reconocida por denunciar valientemente las esterilizaciones forzadas que llevaba a cabo el régimen de Fujimori”, recuerda el analista y docente universitario Wilfredo Ardito, quien además cree que las reacciones en contra de los campesinos tienen un fuerte componente de racismo.

 

Lo último que Josefa ha dicho –y no sabemos en qué tipo de condiciones—es que sí tuvo que ver en la detención de Mauriola; pero Ibáñez, acusado a azuzar la acción, aparentemente no tendría pruebas que lo responsabilicen.

 

Wilfredo Ardito elucubraba que los mineros de Monterrico/Majaz pudieron haber pasado un año nuevo sin preocupaciones; pero, las cosas no son tan fáciles como parecen, puesto que Monterrico Metals viene acumulando pérdidas desde hace tres meses, luego de que sus acciones se elevaran geométricamente desde enero del año pasado.

 

Se suponía que el affaire Mauriola iba a beneficiar o mantener el valor de las acciones, pero ahora que surge nueva información que el periodismo pro-minero trata de ocultar a toda costa (por eso el asesinato de los trabajadores de la minera en Ayavaca), el tiro puede salir por la culata. Y eso significa, decrecimiento del valor en bolsa, el terror de cualquier inversionista.

 

Detrás de Monterrico, está el espectro de Manhattan, que no remonta sus seis centavos de dólar por acción desde hace dos meses, por lo que la Bolsa de Valores de Toronto le dio un ultimátum: o se recupera, o ya no lista en bolsa. Y ese es un lujo que los ingleses no se pueden dar.

 

Con aportes de Yanina Solís en Lima, Audilio García y Wilson Ibáñez en Huancabamba.

 

©2005 NPC

Alojamiento por Yahoo! GeoCities. Redirección por CJB.net.

Producida por NPC Comunicaciones

© 2001-2005 Nelson Peñaherrera Castillo. Derechos Reservados.

ENLACES RELACIONADOS
Acciones de incidencia
Escribe a Règis Bourgeat de Reporteros sin Fronteras, pidiendo que se pronuncie por los casos de Federico Ibáñez y Mario Tabra
Dentro de factortierra

Fuera de factortierra

(se abrirá en ventana nueva, y su mención no implica ningún reconocimiento de nuestra parte)

ESPECIALES

Visit the recent factortierra's Special Feature in association with Defractionmedia, with new tools to understand Tambogrande and Huancabamba issues.

Bob Moran - Cobertura Especial

Revisiones preliminares de Soline de Looz al EIA de Manhattan

Sábado de Gloria

Resumen 2003
Resumen 2001
SOCIOS DE ESTA PÁGINA
¡Ayúdanos!

For more information explore our website