14/05/05 10:32:59 -0500  Sólo texto / compatible con impresora

Chira > Quiroz
Salvemos el agua. Salvemos Huancabamba

Lo que nos perderemos

 

Alejandro Zegarra Pezo

Colaborador

Azp81@latinmail.com

 

En esta historia: Hablemos de la depresión | Que se vayan

Además: Reserva de Biosfera del Noroeste

 

Esta es la parte más alta de los Andes de Piura. En la ladera de la montaña pueden verse los manantiales que alimentan la laguna en la parte inferior. El agua es recolectada por los vegetales que la atrapan de la niebla en la parte superior.

 

Pacaipampa, Ayavaca – Las montañas andinas tropicales, además de constituir una de las áreas más diversificadas del mundo, son ambientes únicos en zonas de gran altitud, donde es posible encontrar especiales adaptaciones evolutivas.

 

Estas especies son vulnerables en extremo a la acción humana y constituyen un complejo mosaico evolutivo, ecológico y sociocultural, que debe aprovecharse adecuadamente.

 

Entre las principales características de esta especial biorregión tenemos: su especial posición orográfica (relieve de las montañas), elevada humedad e intensidad eólica (fuerza del viento), baja presión atmosférica, suelos gumíferos con gran capacidad de almacenamiento de agua, vegetación con baja biomasa, descomposición lenta de la materia orgánica y reservas de semillas superficiales y degradables.

 

Los suelos de los páramos están formados por cenizas volcánicas; existe una gran cantidad de carbono (C) almacenado en el suelo.

 

Recordemos que los suelos volcánicos son muy fértiles; como ejemplo, tenemos al valle de San Lorenzo, que tuvo el mismo origen.

 

Los bosques lluviosos o de neblina son característicos por tener una elevada humedad debido a neblinas casi perennes. Los árboles son de tamaño pequeño y profusamente cubiertos de epífitas.

 

Estos trabajan atrapando niebla, y la convierten en agua que finalmente alimenta quebradas, lagunas y ríos.

 

En esta historia: Hablemos de la depresión | Que se vayan

Además: Reserva de Biosfera del Noroeste

 

Hablemos de la depresión

 

La ubicación de Piura es privilegiada para tener su propia dinámica evolutiva combinando corrientes marítimas, su ubicación en la zona tórrida y la presencia de los Andes como barrera entre la Amazonia y el mar.

Los Andes de Piura, como hemos expuesto anteriormente en factortierra, son los más bajos de toda la cordillera que tiene unos cinco mil kilómetros de longitud. La cordillera se extiende desde el oeste venezolano hasta el Cabo de Hornos, entre Chile y Argentina, justo antes de comenzar la Antártica.

 

Este sector en particular es conocido como la Depresión Huancabamba: la menor altura de los Andes permite el paso de los vientos del sureste que, tras haber cruzado la Amazonia, llegan aquí cargados de humedad, precipitándose y formando una reserva de agua pura natural, de vital importancia para toda la vida del noroeste peruano.

 

En Piura, esta eco-región se extiende entre las provincias de Ayavaca, Huancabamba y Morropón (cuya capital es Chulucanas) concentra la mayor cantidad de la reducida población de tapires de altura (tapirus pinchaque) de todo el Perú.

 

De hecho, su población actual en Perú no excede los 300 individuos (un cálculo inicial hablaba de cien más), y en todo el mundo –según Downer—apenas reúne a dos mil 500 individuos.

 

La Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) y el decreto supremo 034-2004 del Ministerio de Agricultura reconocen que el tapir de altura está en riesgo crítico de extinción.

 

Estas especies coevolucionan con osos de anteojos (trematos ornatos), jaguares, venados enanos (pudu mephistopheles), gatos andinos (oncifelis colocolo, quizá el felino más raro del mundo), jaguares (pantera onca), tigrillos (felis paradalis), cóndores andinos (vultur griphus), halcones peregrinos (falco peregrino), pavas aliblancas (penelope albipennis, única en el mundo), pava barbada (penelope barbata) y loros de páramos.

 

Buena parte de la avifauna que vive en esta zona ha sido registrada como en vías de extinción, entre ellas se cuentan el picaflor (colibrí, quinde o cometa ventigris) y la musaraña de páramo.

 

En esta historia: Hablemos de la depresión | Que se vayan

Además: Reserva de Biosfera del Noroeste

 

Que se vayan

 

El autor a la orilla de una laguna en los Andes Piuranos. Obsérvese la niebla que rodea la zona y que proporciona agua pura a las zonas bajas.

La biodiversidad endémica es tan rica que todavía no se ha completado el registro de especies de flora y fauna que aún desconocemos.

 

Arqueológicamente hablando, la zona es realmente impresionante y no se han completado estudios al respecto.

 

El panorama no es tan feliz si pensamos que estas reservas de agua serán destruidas por corporaciones mineras ubicadas en Estados Unidos y Europa; por ejemplo, Monterrico Metals arrasaría con poblaciones de tapires de altura que viven en Río Blanco, donde se ubica un proyecto de extracción cuprífera, que será transferido en breve.

 

Las poblaciones de los también llamados majazes se ubican en el área de concesión de Río Blanco, entre las provincias de Ayavaca y Huancabamba.

 

Algunos majazes se han refugiado en Tapal, Yanta y Ania, lugares donde recientemente se desató una campaña de represión, coordinada por el Gobierno, Monterrico y la Policía Nacional, contra campesinos que se oponen al proyecto minero en Río Blanco.

 

Especies biológicas no registradas y la cura para las peores enfermedades desparecerán antes de haberlas descubierto. Informes obtenidos por el autor sostienen que monumentos arqueológicos han comenzado a ser saqueados por exploradores mineros.

 

Avifauna endémica, muy útil para su ecosistema, ha comenzado a ser desplazada de sus ancestrales territorios.

 

Si estas especies desaparecen, el bosque de altura y los páramos habrán dejado de existir.

 

Una alternativa es el establecimiento de una reserva comunal manejada por el programa PROVIDA-Dantas Perú.

 

Recordemos también que en estos lugares se encuentran las cabeceras de las cuencas de Piura, que albergan a un gran número de lagunas, que actúan como refrigerantes de nuestro clima y son reservas de agua.

 

Muchos de nuestros congresistas y el Gobierno Regional de Piura apoyan el proyecto minero sólo por el beneficio económico, pero no han asumido lo que implica el desarrollo en general. Un directivo de la ONG CIPCA, Maximiliano Ruíz, dijo en 2001 a agenciaperu.com que ambas cosas no son lo mismo.

 

Los ecosistemas andinos de Piura presentan muchas interrogantes que no se han resuelto aún: hay biología y arqueología no registrada con respuestas para entendernos mejor; las actividades mineras no permitirán que sepamos más… y ese es el objetivo de ellos: dejarnos en la ignorancia.

 

En esta historia: Hablemos de la depresión | Que se vayan

Además: Reserva de Biosfera del Noroeste

 

Alejandro Zegarra Pezo es un conservacionista, guía y autor independiente radicado en la ciudad de Sullana. Es presidente y fundador de ProNorte y consultor y representantes de la Andean Tapir Fund, basada en los Estados Unidos.

Mario Tabra en Ayavaca y Sala de Redacción en Sullana contribuyeron con este informe.

©2005 Alejandro Zegarra Pezo para NPC

Alojamiento por Yahoo! GeoCities. Redirección por CJB.net.

Producida por NPC Comunicaciones

© 2001-2005 Nelson Peñaherrera Castillo. Derechos Reservados.

 
Reserva de Biosfera del Noroeste

 

Se ubica en las últimas estribaciones de la Cordillera Costera Peruana o de los Amotapes y el Océano Pacífico, entre las regiones de Piura y Tumbes en Perú.

 

Su dinámica evolutiva es diferente al del resto del Perú debido a la Corriente de Humboldt, la del Niño, el Anticiclón del Pacífico Sur y su cercanía a la línea ecuatorial.

 

Su nivel de endemismos y biodiversidad es impresionante por causa de la actividad humana.

 

La UICN la registra como un área proclive a la desertización, extendiéndose por más de 211 mil hectáreas y comprendiendo tres sectores: el Coto de Caza El Angolo, el Parque Nacional de Cerros de Amotape y la Zona Reservada de Tumbes.

 

Tiene cerca de un centenar de especies en peligro de extinción, y recientemente, en El Angolo, se ha procurado introducir de forma irresponsables, nuevas especies como pavos, faisanes y conejos, lo que causa problemas de supervivencia a la fauna aborigen.

 

La zona está cruzada por concesiones mineras metálicas y de hidrocarburos.

 

(Alejandro Zegarra)

ENLACES RELACIONADOS

Dentro de factortierra

Fuera de factortierra

(se abrirá en ventana nueva, y su mención no implica ningún reconocimiento de nuestra parte)

ESPECIALES

Entre el oro y el agua

Visit the recent factortierra's Special Feature in association with Defractionmedia, with new tools to understand Tambogrande and Huancabamba issues.

Bob Moran - Cobertura Especial

Revisiones preliminares de Soline de Looz al EIA de Manhattan

Sábado de Gloria

SOCIOS DE ESTA PÁGINA
¡Ayúdanos!

For more information explore our website