BlogFacebookTwitter YouTube PodcastGoogle+


El bossque seco de Palo Blanco
Ya tienen el área lista; ahora esperan quiénes expliquen sus hallazgos.

Por Nelson Peñaherrera Castillo | FACTORTIERRA.NET. fotos proporcionadas por Gobierno Regional de Piura.  Turn in english.



CHULUCANAS, Piura – El cacao blanco que se cultiva en Palo Blanco viaja muy lejos, tanto como Estados Unidos, Francia, Suiza y Bélgica, según Sierra Exportadora, una agencia del gobierno peruano que asesora al campesinado que tiene productos atractivos para mercado internacional.

Aunque La Quemazón, en el distrito San Juan de Bigote (provincia Morropón), es considerada el sitio donde está el mejor cacao blanco del mundo, la historia de cómo Palo Blanco se organizó para satisfacer a este mercado ha sido tan ejemplar, que la
cadena RPP le otorgó el premio Integración 2012.

Según Sierra exportadora, esta variedad de cacao es de mayor calidad, pero más rara en todo el planeta: de la existencia global, apenas representa el 0,25%. ¿Qué pensaría su público consumidor en la Unión Americana o europa si les decimos que justo al lado de las plantaciones se acaba de aprobar un Área Privada de Conservación (APC, que busca preservar 2 km
2 de bosque seco?

el
Gobierno Regional de Piura (GOREPI) anunció el viernes 29 de abril que el Ministerio del Ambiente había aprobado la creación de la APC con la finalidad de asegurar el caudal de los ríos Seco y Yapatera, que corren al norte de la ciudad de Chulucanas, mayormente conocida por su cerámica de barro, su mixtura cultural andinoafrohispanotallán y su potencial agroexportador.

Según el papeleo presentado para conseguir la aprobación de la APC, la quebrada Zanjón Hondo es uno de los afluentes del río Yapatera, que a su vez es afluente del río Piura, uno de los dos más importantes de la costa de Piura. hay otras quebradas más pequeñas dentro del bosque seco de Palo Blanco que sacian la sed de 74 especies vegetales, 61 especies de aves, 16 especies de mamíferos, y 12 especies de anfibios y reptiles.


la naciente de la quebrada La Aleja ayuda a la formación de diversos bebederos al interior del área, desde donde se provee de agua para el regadío de los cultivos agrícolas y la captación de agua entubada para el abastecimiento de la población”, indica.

El interés en conservar este bosque se debe a que es un ecosistema único de nuestro país, región de endemismo tumbesino”, sostiene el documento al que FACTORTIERRA.NET tuvo acceso; aunque, en una revisión de las especies listadas y amenazadas, hemos encontrado varias comunes a las tres Américas, como el caso de las aves carroñeras y rapaces.

el bosque seco de Palo Blanco es administrado por la Comunidad Campesina César Vallejo, que a decir del GOREPI ha tenido éxito al conservarlo casi intacto por mucho tiempo. “Hace años estuvo sometida a tala indiscriminada”, recuerda el presidente de la comunidad, Víctor Chamba Valdiviezo. “Las nuevas generaciones hemos entendido la necesidad de proteger el medio ambiente”.

El bosque está ubicado a unos 20 km al este de la ciudad de Chulucanas, y su biodiversidad podría estar condicionada por su rango altitudinal, que va desde los 300 hasta los 900 metros sobre el nivel del mar; es decir, pasa de la costa a la sierra en una reducida extensión de terreno.




Posibilidades turísticas
Y el ‘podría’ se acentúa porque según el GOREPI advierte, “no existe estudio alguno que avale la riqueza que presenta.

Por ello buscarán atraer a estudiantes de universidad para realizar investigaciones esenciales; pero, a juzgar por la lista de especies, particularmente las endémicas y amenazadas, se requerirá la presencia de especialistas que les orienten y lleguen a conclusiones más consistentes para ponderar el valor real de este espacio, y su interacción con las actividades que dan renombre internacional a la localidad.


De este modo, será posible mejorar la oferta turística que ya está desarrollando la
Cooperativa NorAndino en torno al cacao blanco, en el que los y las visitantes van a los campos y participan en el cuidado y cultivo del producto.

Otro aspecto a este nivel es permitir mayores estudios en torno a La Piedra que Responde, La Piedra de Dos Ojos, La Piedra Marcada’. El señor Chamba dice que son talladas y sospecha un origen muy antiguo.


En la experiencia que
FACTORTIERRA.NET tuvo en la comunidad de Malingas, Distrito de Tambogrande (provincia Piura), a unos 25 km al noroeste, podría tratarse de evidencia arqueológica, teniendo en cuenta que Palo Blanco colinda con Chililique, distrito Frías (provincia Ayabaca), donde se hallaron petroglifos con patrones parecidos a los de Malingas;

Y si
la teoría de los corredores migratorios jíbaros del arqueólogo Daniel Dávila es correcta, podría tratarse de obra humana hecha antes del nacimiento de las grandes culturas preincas.

Tanto en Chililique como en Malingas, los sitios arqueológicos parecen estar conectados con la presencia de agua. En el caso de Palo Blanco podría –otra vez- no ser la excepción, considerando a los balnearios La Pirca y La Toma. Recordemos que hablamos de 2 km
2, unos 200 campos de fútbol, así que probar o descartar la conexión no demanda desplazarse grandes distancias como en Malingas.

El mismo señor Chamba confirma que la exploración puede hacerse a pie debido a las cortas distancias.


En todo caso, lo que podría comenzarse a desarrollar en la APC es el turismo científico, ya que le dará sustento a cualquier argumento de venta que la Comunidad Campesina o el GOREPI quiera ofrecer después. Y de este modo se pasaría de la hipótesis a la conclusión, preliminar al menos.


La tarea pendiente es determinar la importancia de los endemismos y la necesidad de salvar las diferentes especies amenazadas en el bosque, particularmente en las 40 hectáreas (la quinta parte de la APC) que son intangibles.


Me parece que el hualtaco y el palo blanco son las más vulnerables”, estima el señor Chamba.

FACTORTIERRA.NET presenta a continuación esa lista de endemismos y especies amenazadas, basadas en el inventario del GOREPI, esperando contribuir a la curiosidad de la comunidad científica experta y en formación. Lo único que deben conseguir es una autorización de la Comunidad Campesina.




Flora: 74 tipos de plantas. Entre las endémicas y amenazadas tenemos:
Según el inventario del GOREPI, la mayor parte de la fauna es de endemismo tumbesino.

Aves: “Se han registrado 61 especies”, aseguran las autoridades. Agregan que 18 son “endémicas de Tumbes”.


Mamíferos: “Existen 16 especies identificadas”, afirma el GOREPI. Dos son típicos del Pacífico Ecuatorial. En el inventario también hallamos seis especies distintas de quirópteros. A continuación los endémicos y amenazados:


Anfibios y reptiles: Se halló 12 especies. En el inventario notamos: dos especies de ranas, dos de jañapes y cuatro de lagartijas. A continuación las amenazadas:


© 2016 Asociación Civil Factor Tierra. Todos los derechos reservados.




© 2007-2016 Asociación Civil Factor Tierra. All Rights Reserved. Distributed Worldwide by Aral Hosting.
e-mail:factortierra@gmail.com
 Document made with KompoZer